martes, 29 de marzo de 2016

PRESENTACIÓN DEL LIBRO GEOLOGÍA SOCIAL Y URBANA


Quedamos todos oficialmente invitados el Jueves 31 de marzo a las 20 hs. 
en la Cámara de Comercio de Salta, España 339 Salta Capital



lunes, 28 de diciembre de 2015

UNA VOZ ...., UN LLANTO ..., UN GRITO.






Prof. Pablo Courreges










Una voz...,un llanto...,un grito.                
Un niño ahogado...                               
Que no llega a la orilla.                       
En un mar ensangrentado de petróleo.                                                   
Una voz...,un llanto...,un grito...,        
de un Papa entre los lobos...                    
Que cae en la sordina global sacrificado 
en un  tour de compras.                                                
Otra Navidad y otro Niño...                 
que se renueva en la esperanza            
Cuya sonrisa escapa...                                 
a la riqueza concetrada por la avaricia y el odio de los pocos...                                                    
es el Niño que con su voz,su llanto y su grito 
desnuda la pobreza...                
en el prójimo invisible...                          
Una voz...son muchas voces.                        
Un llanto...son muchos llantos.                       
Un grito...son muchos gritos.

NAVIDAD ES TERNURA, MISERICORDIA Y PERDON



Felipe H. Medina
Lic. en Ciencias Religiosas
Director San Pablo Salta










La preparación de la Navidad y el Año Nuevo pone a todos  en un clima de fiesta, y esa tensión y emoción suele alterar nuestro ánimo. A veces para bien, y otras no tanto. Mueve la nostalgia de los seres queridos que se fueron, y somos invadidos por una  fuerte corriente consumista donde necesitamos comprar de todo hasta las cosas inservibles.

Si sumamos el costo de las fiestas y las exigencias impuestas por las costumbres y la sociedad de consumo entramos en un clima de nerviosismo que nos lleva a olvidar lo importante. ¿Qué es la Navidad?, ¿qué implica celebrar un año nuevo? nos deseamos felicidades y estamos pendiente de los amigos que hemos perdido convencidos de que ellos fueron culpables y la irritación nos lleva a generar conflictos con los cercanos, con quienes debemos compartir la mesa y los festejos.

La Navidad es la celebración del nacimiento de Jesús, príncipe de la Paz, es el rostro misericordioso de Dios Padre, y nos llama a la reconciliación y el perdón. Y el Apóstol Pablo, nos describe en la Carta a los Corintios como es el amor. Y si pensamos celebrar estas fiestas sería muy bueno que cada uno de nosotros se detuviera un momento a pensar. Hacer un alto en el camino, salir de la rutina y mirar lo recorrido durante el año. Rectificar caminos, corregir desaciertos, pedir perdón, perdonar y perdonarse. Sería muy bueno serenarse frente a tantas exigencias de consumo, y compartir las ideas de la fiestas con la familia o los amigos, con quienes vayamos a reunirnos. Evitar la irritación, los arrebatos de carácter, de voz, de gestos y vivir el amor plenamente. Eso es Navidad. Vivimos en una sociedad fraccionada, enfrentada por partidismos, ideologías, rencores y  envidias. Navidad es superar desde el amor generoso que soporta todo. Y construir espacios de paz, espacios pequeños que sumados van a generar la gran ciudad del amor. Quizás un lista de aquellas personas con las que tengo que disculparme, o aquellas quienes debo perdonar, me darían un lindo tono para comenzar a preparar el corazón para el nacimiento de Jesús. Jesús Niño es esperanza y reconciliación.

Y Año Nuevo es la fiesta de la esperanza, entre las 23.59 y las 0.00 horas apenas hay un segundo de tiempo, y la vida continua igual a pesar del segundo que anuncia el fin del año vigente y el nacimiento de uno nuevo. Pero las expectativas que se mueven en nuestra mente y nuestro corazón son el motor de la esperanza. Soltamos lágrimas, manifestamos con gestos y palabras profundos deseos de felicidad. Sería propicio comenzar un año en paz, con un sentido más profundo de responsabilidad y cargado de sueños y proyectos. Quien no sueña a lo grande no construye a lo grande, quien no se esfuerza por conseguir sus sueños se despierta en la frustración. Comenzar un Año Nuevo es un gran desafío y la Vida es don y es tarea. La fe no es magia, la magia es ilusión. La fe implica compromiso, tarea, espíritu solidario. Soñar, Creer, Construir. El motor es la fe y el combustible es el amor.

Navidad y Año Nuevo deben ser fiestas de paz y de amor, de sueños y esperanzas, de reconciliación y perdón. Fiestas de la misericordia. Dios no se cansa de perdonar y amar. Nosotros tampoco.

Ya llega el Niño Dios.
Para recibirlo no tenemos que permitir que…
El mucho hacer nos agote…
Las apariencias nos oculten el verdadero rostro de las personas...
Lo que tenemos nos impida demostrar los sentimientos…
Lo que hacen los demás se convierta en nuestra regla de vida…
Las rabias, el odio y el cinismo ahoguen los sentimientos de nuestro corazón...
La lucha diaria mate nuestros sueños y anhelos...
El egoísmo nos domine y nos gobierne…
El dolor nos quite la serenidad…
Los chismes nos corrompan el corazón y dominen nuestra lengua…
La desesperación nos ahogue el alma…






martes, 22 de diciembre de 2015

La metáfora de la leche hervida. Sobre inflación, dólar, tasas de interés y otras yerbas.







Lic. Félix González Bonorino
Sociólogo



¿Se acuerdan cuando al principio del gobierno de los K el país crecía fuertemente? Bueno, ese es el origen de la inflación.

“¡¡Eeeeh!! Para la mano, no seas tan anti K”. Responde la platea, mitad satisfecha y mitad incrédula de oírme afirmar lo afirmado.

Pero es verdad. Y si tienen un poco de paciencia podemos explicarlo y aclarar que ese puede ser el origen sin ser la causa.

Corría 2003 cuando con poco más del 22% de los votos Néstor K se hace con el poder presidencial. Se trepa al sillón de Rivadavia, blande el bastón de cualquier manera y allí fue a chocarse con los fotógrafos y con la realidad.

Y logró torcer una historia de muchos decenios de estancamiento. No me voy a enredar en los planteos políticos vinculados a los DDHH porque sería irse por el tronco de lo que quiero explicar. Me voy a referir solo a las ramas económicas de una política.

La economía funciona con plata. El dinero es el reflejo de la actividad económica, su cuantificación, una cuchara de madera $20 para el wichi en el chaco y $200 para la Sra de Recoleta. La misma cuchara puede valer diferente porque la actividad económica de esa cuchara es distinta en la casa wichi, donde revuelve el magro guiso, que en la casa de la Sra. donde adorna una mesita con recuerdos de lugares exóticos, junto a un cenicero de mano de gorila, por ejemplo.

Cuando la actividad económica comenzó a crecer, se hizo necesario aumentar el número de billetes que representaban esa actividad. Esto no quiere decir que toda la actividad económica está reflejada en un billete (acá uso el término billete como comodín, en realidad me refiero al conjunto de circulante más depósitos etc. M1 + M2), gracias a la magia de la circulación económica el valor económico de lo producido en un país es inferior a la cantidad de billetes, pero queda claro que si yo produzco y vendo 10 pancitos, mis clientes van a necesitar más billetes para comprar digamos 1000 pancitos en el mismo plazo. No se trata de un solo sector económico. En la Argentina creció, con sus altas y bajas, el campo, la construcción, la metalmecánica, etc.

El sistema se desarrolla consumiendo esa cantidad de billetes todos los días. Una parte estable de los billetes se vuelcan a la producción y otra se atesora de diferentes maneras. Como modelo Néstor K propuso el del desarrollo del mercado interno que impulsaba el consumo doméstico generando puestos de trabajo. Creo que esa parte ya la entendimos. 100 cadenas nos repitieron lo mismo.

El problema es como el de la leche en el fuego. Si alguna vez Ud. puso leche a hervir recordará que apenas se daba vuelta para comerse un pancito con manteca, la leche hervía, rebalsando de la cacerola y ensuciando la cocina quemándose en la hornalla y anunciando los feroces retos de nuestra bien amada madre, algo cansada ya de limpiar nuestras macanas.

Si la leche fuera la economía, a medida que toma temperatura, es decir se acelera, hay una sola manera de impedir que hierva y se vuelque, y esto es revolviendo, es decir agregándole consumo. El problema es complejo, porque el fuego por debajo hace cada vez más amenazante la situación y porque el mercado no solo es interno, sino también externo.

Cuando alguno de los dos mercados se frena, la cuchara que revuelve se frena y la espuma de la leche comienza a volcarse, de una manera controlada en un principio, pero poco a poco, si no logramos reactivar la economía, es decir el revolver de la cuchara, la espuma terminará por rebalsar.

Si la economía se frena, esos billetes que hasta hace un rato circulaban dinamizando la economía comienzan a ser arrastrados fuera del circuito y terminan volcados en el sistema financiero. Es recién cuando la economía se frena que notamos la sobre abundancia de billetes. Y ¿cómo vemos esa abundancia de billetes? Por su relación con su par internacional, el dólar, por ejemplo, pero no solo. Uno de los lugares preferidos de ahorro en el mundo son los inmuebles. Si comienza a abundar efectivo, los valores de los inmuebles se disparan y así tenemos en Salta departamentos que “compiten” en costo con barrios de París o Miami. Y por mucho que me guste, no somos aquellos.

Acá hay una situación explosiva. El sobrante de billetes liberados por un sistema económico que se frena, presiona sobre el precio del dólar. Estos billetes que por años se volcaban a la economía “real” salen del circuito y comienzan, insisto a buscar refugio en el dólar. Al mismo tiempo el estado requiere también de fuertes sumas de dólares para hacer frente a sus compromisos externos. Lo que Néstor K pudo hacer en el contexto de 2007, donde saco 9600 millones de dólares del Central para cancelar al FMI, consumiendo más de la mitad de  las reservas en un plumazo, hoy no se puede hacer, porque la economía está frenada y una parte grande de la población/empresas están compitiendo por el lindo billete verde.

Es cierto que trataron de relanzar el consumo interno para activar la economía, pero le llegó en muy mal momento, porque la economía argentina debía comenzar el ingreso a la nueva fase industrial de “promoción de las exportaciones” (superando la sustitución de importaciones) en un momento en que la economía mundial tiene una capacidad ociosa cercana al 20% en algunos rubros y mantienen una economía con valores de dumping (competencia desleal) para no detener sus fábricas.

La reacción del gobierno fue rara y no la entiendo aun. Para evitar la presión sobre el dólar, el Gobierno mantuvo tasas de interés bancarias superiores a la inflación, ganándole a la misma, con el objetivo de tentar a la población a elegir ese refugio financiero en lugar del dólar que el Gobierno necesitaba tanto. Pero haciendo esto sembró la base de la inflación creciente que nos agobia. Hoy Macri repite la fórmula. Lleva las tasas a cerca de 39%, nos avisa que pronto vamos a recibir 20 mil millones de dólares de varias fuentes y levanta el cepo. Hoy es miércoles 16/12/2015, anuncian el fin del cepo para mañana y estiman que no van a haber traslados a precios porque esta corrección ya se efectuó anticipadamente, el “por si acaso”.

Es decir, si a un empresario le prestan al 40% anual, cuanto tiene que calcular su rentabilidad. ¿Sobre qué actúa el empresario para recuperar ganancia? Si, el precio. Y la economía real sigue frenada.

Una pregunta me queda en el tintero. ¿Cómo va a hacer para aumentar la actividad económica general si reduce en un 40 o 50% la capacidad de compra de los bolsillos de la población a través de la devaluación? Se vienen serios golpes para la economía familiar. Los precios subieron y seguirán subiendo. La deuda con créditos se pone cerca de la usura legalizada (ojo, ya lo estaba con CFK). Se eliminarán los subsidios a los servicios. Se derogan los precios cuidados dejándolos solo para 80 productos, por ahora, en un maquillaje de preocupación por el que usaba el sistema, es decir el humilde. El Banco Central va a recibir fondos “frescos” algún día para pagar a las empresas multinacionales para repatriar sus dividendos, con lo que la deuda en pesos actual se va a transformar en deuda internacional en dólares, euros o yuanes. Las paritarias son un misterio.


Así y todo tenemos una enorme esperanza. El aparato industrial está intacto y las inversiones que se han realizado durante estos años han sido enormes, por más que el PRO diga lo contrario, o que consideremos que podría haber sido mayor, lo que siempre es una consideración especulativa del tipo “si Palacios la hubiera tocado por abajo…”, digo, la leche en la cacerola sigue allí, y apenas podamos calentarla y producir, la economía real se chupará los dólares que hoy se están fugando a la especulación. Sin embargo hay que conservar trabajadores con alto nivel de consumo para mantener la cuchara girando y evitar así que la leche hierva. Si no hacemos esto, la cuchara será un recuerdo en el escaparate de una familia de Recoleta. Cerca de la mano de un gorila.

lunes, 21 de diciembre de 2015

DURMIENDO CON EL ENEMIGO




Felipe Hipólito Medina
Lic. en Ciencias Religiosas


Las internas eclesiásticas en el Vaticano no le dan tregua al Papa Francisco, quien se ha empeñado en llevar a la Iglesia Católica Romana al siglo XXI por la puerta  grande.

Hace unos días los medios internacionales se hicieron eco de una frase poco feliz pronunciada por el obispo de Ferrara -Italia, Monseñor Luigi Negri, militante de un movimiento conservador de origen europeo: “Esperemos que, con Bergoglio, la Virgen haga el mismo milagro que hizo con el otro”, refiriéndose a Juan Pablo I (Albino Luciani) cuyo gobierno duró escasamente 33 días. Esta frase pronunciada en una conversación telefónica con un periodista, en el lujoso tren bala, fue grabada por varios pasajeros, quizás horrorizados por tales expresiones contra el Papa Francisco. Esta es una de las tantas muestras de resistencias que tiene que soportar a diario uno de los líderes más influyentes del planeta.
Laudato si
Francisco irrumpió el año 2015 con un mensaje excepcional. Se consagró ante el mundo como el primer Papa que publica una encíclica sobre la ecología o cuidado de la casa común. Lejos de las posturas extremistas en materias de ecología, el Papa se posiciona, siguiendo la línea de la Doctrina Social de la Iglesia, como defensor de la tierra y de las personas como creación de Dios, haciéndonos corresponsales los unos de los otros, y la necesidad de transformar la tierra para hermosearla, sabiendo que somos simples administradores de los bienes. Hizo un llamamiento a todos los líderes mundiales, religiosos y políticos, a asumir el reto del tiempo presente, salvar al mundo de convertirse en un gran basural, y defender a los pobres del sufrimiento y la miseria.
Los viajes
El carisma del Pontífice argentino, desconocido para muchos de nosotros, es contundente, y se ha evidenciado en los viajes apostólicos a Cuba,  Estados Unidos, Latinoamérica y África. Francisco llegó a Ecuador, Bolivia y Paraguay con un fuerte mensaje de reconciliación para la Iglesia y para la sociedad. Recordó el pasado de gobiernos dictatoriales en la región, insistiendo que la ideología conduce al autoritarismo y la opresión. Instó a fortalecer la obra de la Iglesia en varios países, especialmente a favor de los pobres, donde las posturas de izquierda de los gobiernos,  la cuestionan severamente. Es destacable el encuentro que realizó con los Movimientos Populares en Santa Cruz de la Sierra, a quienes les decía de manera fuerte y clara:  "La Biblia nos recuerda que Dios escucha el clamor de su pueblo y quisiera yo también volver a unir mi voz a la de Ustedes: “Las famosas tres T”: tierra, techo y trabajo para todos nuestros hermanos y hermanas. Lo dije y lo repito: son derechos sagrados. Vale la pena, vale la pena luchar por ellos. Que el clamor de los excluidos se escuche en América Latina y en toda la tierra". Recordó, además, en Paraguay la necesidad de distinguirse por la hospitalidad, como característica de identidad cristiana.
En Cuba desafió a los jóvenes a soñar un futuro mejor y comenzar a construirlo desde ahora, basado en los valores humanos más allá de la fe que profesen. Y en Estados Unidos, donde se hablaba de una gran resistencia al Pontífice, este logró seducir con gestos sencillos a la multitud que lo aclamó durante todo su viaje, comenzando con un mensaje duro para los que se creen superiores frente al mundo, recordando que llegaba a esa tierra como hijo de inmigrantes, una nación formada por inmigrantes y no dejó pasar la oportunidad para ofrecer un saludo a los verdaderos poseedores de la tierra, las comunidades originarias de Norteamérica, muchas de las cuales, a diferencia del mestizaje latinoamericano, fueron diezmadas. Hizo una firme declaración contra la pena de muerte y los instó a ser garantes y constructores de la paz mundial.
Francisco logró trascender el campo de lo religioso y tener un gran impacto político y social, al abordar desde su estatura de líder espiritual a toda la sociedad americana sobre asuntos prioritarios como la familia, la defensa de la vida, la paz, etc.  Lo hizo con tacto y sabiduría. Sin imponer dogmas de fe, y más bien convocando procesos de diálogo y trabajo que desde los gobiernos y las instituciones se enfoquen en desmontar la polarización; retomar el curso de las relaciones internacionales interrumpidas con quienes han tenido impasses históricos; y muy especialmente, generar respuestas que permitan superar la pobreza, las desigualdades, la exclusión y los daños ambientales.
África fue el viaje de consagración de un Papa que no le teme a la muerte,  que demostró estar más preocupado por los mosquitos que por la presencia de los terroristas islámicos. Un hombre jugado con ideas claras y acciones coherentes y firmes hacia dentro y fuera de la Iglesia. Tuvo que enfrentar una Iglesia conservadora, pero atenta a las palabras de un Papa que habló en porteño a miles de hombres y mujeres que encontraron en sus palabras alivio y esperanza, sobre todo cuando necesitan paz y unidad. Los instó a superar el tribalismo y los fanatismos religiosos que conducen a la guerra inexorablemente.
Sus mensajes cargados de humanismo irritan a los dogmáticos, y mientras murmuran contra él, Francisco continua su derrotero de transformación de una iglesia que fue capaz de albergar en silencio a miembros corruptos y enfermos de soberbia con ropajes religiosos, tan religiosos que cubrían su vacío y deshonestidad con pomposos ritos.
La familia y los divorciados
El tema central del año fue la familia, la defensa de la doctrina tradicional pero con una mirada de misericordia hacia quienes se equivocaron y pretenden emprender un nuevo camino. Frente al deterioro del concepto tradicional de la familia y la aparición de nuevos paradigmas, el Papa pidió comprensión, priorizar la salud física, mental y espiritual de la gente por encima de los dogmatismos y rigideces de las normas eclesiásticas. No dudó en reformar el Código de Derecho Canónico para facilitar la regularización de muchas familias divorciadas y vueltas a casar. Y lanzó el Año de la Misericordia que no pretende ser un año devocional o de obtención de indulgencias, sino un año de verdadera reconciliación, fruto del perdón. Dios no se cansa de perdonar, nos recuerda el Papa y nos insta a hacer lo mismo con nosotros y con los hermanos.
Vatileaks
Afrontó sin titubeos la traición de quienes filtraron noticias del manejo económico de la Santa Sede, y no dudó en enviar a la cárcel a los responsables, como tampoco dudó en remover obispos, algunos muy jóvenes, que no eran claros en los manejos de las finanzas de sus diócesis.
No son pocos los obispos, sacerdotes y fieles que lo acompañan y rezan por él, y sueñan con Iglesia más humana y comprometida con lo cotidiano del hombre y la mujer de hoy.
Una difícil y ardua tarea le espera al Papa que cumplirá a fines del año próximo sus 80 años, pero tiene el norte claro y va construyendo el camino entre el trigo y la cizaña, caminando en medio de lobos.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Concordia y paciencia




Lic. Félix González Bonorino
Sociólogo






Más allá de una típica frase referida a los sueños, esperanzas, optimismo y confianza, el discurso nos dejó gusto a poco, más que nada por ansiedad propia.
Vamos a tener que esperar un poco más para contar con mejores precisiones sobre que nos espera en un futuro cercano. En particular en materia económica. Pero bueno, no me pareció mal considerando este discurso como el inicio de una nueva etapa.
No pudo disimular la bronca que tiene y atacó varias veces a la gestión K que desapareció anoche. Pero está bien, tampoco es que después de una campaña basada en el mutuo ataque te podes olvidar.
El mensaje más fuerte del Presidente es el de la conciliación, la concordia. Sin duda es el tomo que necesita imponer a una gestión que se inicia con la mitad de la población claramente en contra.

Igual tuvimos algunas afirmaciones para rescatar.
Por lo pronto los tres ejes de trabajo:
1.       Pobreza Cero
2.       Destruir al narcotráfico
3.       Unir a los argentinos

Son cosas generales. Ideas fuerza si se puede decir.
Al primer asunto lo asoció con algunos tópicos importantes, hay que decirlo, Universalizar la Protección Social, Urbanizar las villas y techo, cloacas y agua corriente para todos. Nos tiene que llamar la atención ya que el primer punto está alcanzado con la Asignación UH, a menos que nos sorprenda con algún otro subsidio. Lo de las villas se da de bruces con lo alcanzado en 8 años en su propia CABA y bueno, techo, agua corriente y cloacas para todos me parece buenísimo. Parece más bien que ahora piensa poner los recursos a disposición de las provincias y de organismos nacionales para alcanzar estos objetivos. Desde acá yo apoyo todas y cualquiera de estas medidas.
También aclaró que la solución de la cosa pasaba por generar trabajo y abrir la economía y habló de infraestructura, bueno, mencionó la palabra. Va a ser difícil en simultáneo. Tal vez el sentido de abrir la economía sea algo diferente de lo que Melconián y Sturzeneger pregonaban en los 90’, así que lo mejor va a ser esperar por mejores precisiones.

Destruir el narcotráfico mereció una reflexión sobre lo nocivo que es este flagelo para la sociedad y los individuos. Aunque no hubo ni una sola mención sobre el plan de trabajo.
No puedo más que apoyar la idea de combatir el narcotráfico, aunque les tiro una idea de mercado que me van a entender. Cada vez que yo retiro, recupero, un consumidor, es decir cada vez que bajo la demanda, el precio de la droga tiende a bajar, la utilidad marginal debería reducirse también y el interés por continuar en el rubro se reduce.
Por otro lado, cada vez que ataco a los traficantes, es decir a la oferta, el precio sube, la utilidad marginal también y el interés por permanecer en el rubro aumenta.  Por lo tanto habrá que evaluar donde ponemos los pocos morlacos que dedicamos a la cosa, ya que hoy 90% va a la represión del delito y 10% a la prevención y así nos viene yendo. Hacemos las cosas equivocadas y mal.

Unir a los argentinos es una expresión de deseo lógico, cuando por “h o por b” nos hemos distanciado durante muchos años y además maltratado. Su saludo a los contendientes en las elecciones fue una hermosa señal. El tiempo pondrá los paños fríos que corresponden, siempre que no se ataquen a los logros alcanzados durante estos años. Y no seamos obtusos, que los ha habido.

Tocó otros temas.
“Hay que poner la educación en el S.XXI”. No puedo menos que acordar, pero más difícil que decir es hacer. Siempre terminamos echándole la culpa a los docentes del atraso educativo. ¿Qué quiso decir? Ni idea, tampoco debía ser el momento de esto.
“Va a hablar con la verdad” y que “con datos falsos no se puede gobernar”. Totalmente de acuerdo. El INDEC tiene que ser reformulado, reconstruido y volver a ser el instituto de nivel internacional que supimos tener. Son esas cosas las que nunca entendí por qué razón se sostuvieron mal durante tanto tiempo.
¡Ah! Casi me olvidaba, lo más importante, habló del Poder Judicial y la necesidad de tener una justicia independiente. Realmente, si logra esto, será el Gobierno más importante de la historia reciente. Porque gran parte de las discusiones de los argentinos que él pretende unir están separados por problemas de in-justicia, de “hacete amigo del juez”, esa sentencia fundacional de la cultura argentina.
Pero poco más. Pidió un encuentro nacional y él deberá ser el que tienda la mano y sobre todo el que en-tienda que si va a amenazar los derechos alcanzados se va a encontrar con una resistencia organizada que le hará difícil el bronce que afortunadamente está buscando.
Este fue un artículo sobre la sucesión, que no habló del tema de la banda y el bastón. Vieron que se podía.


Buena suerte y good show